Carta abierta a todas las Asociaciones Asperger españolas

Estimados amigos:

       Los problemas que vivimos los familiares de personas con S.A., especialmente cuando éstos llegan a la edad adulta, ha movido a un grupo de socios de la Asociación Asperger Madrid a constituir una Fundación, encaminada a trabajar en la preparación de recursos sociales para las personas con SA. que puedan estar en situación de desamparo. Así ha nacido la Fundación Ángel Rivière (FAR), inscrita en el Registro de Asociaciones de la Comunidad de Madrid en enero de 2011, pero con vocación de colaboración y cooperación de todo tipo con todas las asociaciones y/o fundaciones con iguales o similares pretensiones. Es un paso importante para un proyecto complejo, para el que pensamos que una Fundación ofrece mejores instrumentos jurídicos y patrimoniales que una Asociación, y que, sin dejar de trabajar en el modelo asociativo del que formamos parte, da una base estable y permanente a los fines fundacionales.

       La FAR trabaja en desarrollar tres grandes líneas de actuación:
  • Un proyecto de apoyo a la vida independiente para las personas adultas con SA en situación de desamparo, para lo que contamos con el proyecto técnico que elabora el Centro de Psicología Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid.
  • Un proyecto de integración socio-laboral, basado en la nueva regulación de contratación laboral tutelada para personas con discapacidad, también en elaboración por profesionales del derecho laboral.
  • La posible asunción de competencias tutelares respecto de aquellas personas que lo necesiten y si así se acuerda legalmente.


      Para llevar a cabo esta tarea contamos con un Patronato integrado por nueve personas, tres de las cuales son designadas por la Asociación Asperger Madrid, de la que somos asociados, y otras seis por el denominado Consejo de Fundadores -institución estatutaria compuesta por las 18 familias que dimos el paso de fundar la FAR-; entre los patronos  se encuentran familiares de personas con S.A. y profesionales de la Universidad relacionados con el estudio del síndrome. Y contamos con una Presidencia de Honor ostentada por Inés Marichalar, viuda de Ángel Rivière, a quien debemos el impulso que proporciona llevar el nombre del profesor, humanista e impulsor de la defensa integral de las personas con SA.

    Además contamos con una comisión asesora integrada por entidades universitarias y de reconocida competencia en el ámbito del estudio del SA.
        
       Pero la tarea es difícil, los momentos económicos y sociales que vivimos en nada facilitan una tarea como la que nos proponemos, y por ello la unión entre todas las entidades que trabajamos a favor de las personas con SA, es imprescindible, y en ese sentido, ofrecemos nuestra disposición a la máxima colaboración y coordinación entre todos para lograr una vida digna para las personas con SA. 

Nuestros datos los podéis encontrar en www.fundacionangelriviere.org, y la comunicación es a través del correo electrónico info@fundacionangelriviere.org.

Un abrazo solidario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada