Ya hemos cumplido dos años


Hace ya dos años que nuestra Fundación Ángel Rivière comenzó su andadura. Ya casi mayoría de edad para una institución como ésta. Y esta andadura ha sido  apasionante, dura, llena de ilusión, llena de trabajo y de  lucha. La búsqueda de un presente mejor para nuestros hijos y para todos los que están en su mismo marco vital nos ha servido de acicate en nuestras múltiples actividades: reuniones, gestiones, avances, pequeños retrocesos. 


Durante estos dos largos años, nuestro horizonte no tenía caminos ya trazados y hemos tenido que hacer "camino al andar". Nuestras huellas, las de todos, con nuestros granos de arena personales, siempre poniendo lo mejor cada uno, han ido consiguiendo trazar un sendero de esperanza  y ya aparecen en la actualidad unos caminos ya reales, tangibles. 
¡Con cuanto tesón y optimismo hemos resistido! No hemos permitido que las  dificultades nos desilusionaran. Era necesario y había que seguir adelante.   
Nos espera un futuro esperanzado para nuestros queridos "aspis": la asistencia personal para su independencia, el facilitarles el camino del trabajo, el tener una sede donde reunirse y avanzar, y más y más logros conseguidos, a pesar del momento que vivimos. 
Cuando se cree en un proyecto con todo el corazón y se pone toda la voluntad, no hay dificultad invencible. Seguiremos haciendo camino al andar... y, como siempre en la vida, "verso a verso golpe a golpe".




Nota: Las imágenes corresponden a nuestra reunión de Fundadores de Diciembre de 2012, y a la posterior comida pre navideña de fundadores y usuarios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada