Sobre Ángel Rivière

Ángel Rivière



Nota biográfica

Especialista en autismo de reconocido prestigio internacional, Ángel Rivière nació en Madrid en 1949. Desde el curso 1971/72 fue profesor en la Universidad Autónoma de Madrid, donde obtuvo una cátedra en Psicología Cognitiva en 1990. Fue asesor técnico de la Asociación de Padres de Niños Autistas (APNA), dirigió la revista Estudios de Psicología, y durante los cursos 1985-87 fue coordinador de los estudios de “Especialización en Perturbaciones de la Audición y del Lenguaje" de la UAM. Entre 1987 y 1989 fue director del Centro de Investigación y Documentación Educativa (CIDE), y representante español en el Comité de Educación de la OCDE. Ocupó diversos puestos de responsabilidad en la Facultad de Psicología de la UAM (donde fue Vicedecano de investigación y Director del Departamento de Psicología Básica), y en la Sociedad española de Psicología (de la que fue vicepresidente). Ángel Rivière falleció en Madrid el 12 de abril de 2000, a los 50 años.


El profesor


Ángel transmitía pasión, entusiasmo, compromiso y, sin exagerar, hasta amor por el autismo, su explicación psicológica, sus causas, el modo de intervenir, etc. En las clases y seminarios Ángel te iba llevando por los entresijos, los problemas y las teorías del autismo a través de explicaciones y principalmente de preguntas que formulaba con los ojos ligeramente cerrados y la mirada dirigida hacia sus alumnos, provocando en nosotros la reflexión sobre la base de que no había una respuesta sencilla a sus múltiples cuestiones. Su pensamiento, su discurso, dirigía el nuestro, haciendo un espléndido trabajo de "andamiaje", yendo por delante de nosotros, llevándonos hacia sus preguntas y motivaciones científicas esenciales que, desde mi modesto entender, tenían que ver con el desarrollo de la representación mental y la comprensión de los mecanismos evolutivos que permiten al niño el acceso a espacios mentales compartidos con otros, y con la comprensión evaluación y tratamiento de las personas con autismo para mejorar sus condiciones de vida.

Sus trabajos


Sus trabajos fundamentales como Razonamiento y representación, El sujeto de la psicología cognitiva, Objetos con mente y La mirada Mental son prueba evidente del primer grupo de intereses científicos. Sus trabajos sobre Vigotsky, sobre el origen de la función simbólica y sobre el desarrollo del lenguaje hacen referencia al interés de Ángel por los mecanismos evolutivos mencionados. En cuanto a sus innumerables trabajos y publicaciones sobre el autismo resulta sumamente difícil destacar los más representativos, porque publicó trabajos que van desde la intervención conductual en el autismo, hasta estudios sobre alteraciones en el desarrollo de funciones psicológicas como la teoría de la mente, pasando por trabajos dedicados al análisis descriptivo de habilidades de interacción social, estudios sobre procedimientos de evaluación, sobre tratamiento, revisiones y análisis críticos de teorías explicativas, etc.

Ángel era un profesor admirado y querido por sus alumnos; sus clases, como ya he dicho, encandilaban a la audiencia. Se tomaba muy en serio el trabajo de profesor, era extremadamente responsable y su exceso de responsabilidad le llevaba a no comer a veces, o a asumir más docencia de la que podía abarcar, o de la que por su nivel docente estaba obligado a asumir.

La persona


Sin embargo, Ángel no sólo era un buen científico y un profesor de lujo. Era una persona maravillosa, que te hacía creer en las personas, al que querías con sólo hablar una tarde con él. Pienso que dio su vida por el autismo, por sus alumnos y por la gente a la que quería, vivía con pasión lo que hacía y transmitía esa pasión. Gracias por todo maestro.


Notas de In Memoriam Ángel Rivière (Ricardo Canal)